UNA APORTACIÓN MAGISTRAL

“Carlos Torre Repetto ve sobre todo el valor del tiempo” Eugene Znosko-Borovsky En el contexto mundial la aportación de Carlos Torre Repetto resulta modesta, pero firme.

Eclipsado por talentos que parecen monstruos -leyendas que adornan el Salón de la Fama con récords impresionantes-, 1925 sería recordado como su mejor año, que cierra en Moscú, Rusia, con una actuación promedio que lo colocaría entre los mejores del orbe. Desde aquél lejano país considerado como la cuna del deporte-ciencia, Mijail Yudovitch escribe: “Además de talento, la progresión hacia la maestría exige un trabajo incesante. ‘Cómo se forma el jugador de ajedrez’, apareció publicado en 1926 sin llamar la atención de la época, siendo hoy día una rareza bibliográfica.

Su autor, el maestro mexicano Carlos Torre, desafortunadamente también ha pasado inadvertido aun cuando narra con claridad deslumbrante su trayecto hacia las alturas. Muchas de sus ideas siguen siendo vigentes y juegan un papel importante en el desarrollo de los jóvenes jugadores.” Originalmente publicada en ruso y luego traducida al español, la referida obra del yucateco se hizo un clásico en Argentina hacia los años cuarenta. Como si los resultados en competencia internacional o la transcripción de sus consejos no fueran suficientes, Torre Repetto también se encarama a la Teoría Ajedrecística con una aportación de suyo original e inconfundible: el Ataque Torre, arma también favorita del que fuera ex campeón del mundo el armenio Tigran Petrosian, quien gana muchos encuentros contra grandes figuras apuntándoles con la creatividad mexicana de ese disimulado rifle. Hablar de Carlos Torre es entenderlo como una figura enigmática, alguien que en su país está por encima de una época abatida en lo general por la revolución mexicana y en lo particular por la guerra de castas.

Ese enflaquecido entorno no estaba listo para dar crédito a la cultura como eje formativo de la sociedad y el individuo a través de disciplina alguna sino luego de décadas. A pesar de ello y cómo destaca el norteamericano Irving Chernev, la madura personalidad del joven ajedrecista yucateco destaca por su modestia y autocrítica férreas, ambos aspectos clave en toda concepción que busca ser magistral.

Tal parece ser la misma postura de Garry Kasparov, quien igualmente llega a recurrir a las partidas de Carlos Torre para exponer ejemplos de hechura muy fina comparables, a las de otras grandes figuras como el polaco Akiba Rubinstein alias “el rey sin corona”.- Maestro Alejandro Albarrán Capistrán (entrenador máster de Conade-Fenamac)

FUENTE
 

VISITANTES EN LÍNEA

Hay 27 invitados y ningún miembro en línea

VISITAS

11455094
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
1912
2628
4540
4425769
65301
83472
11455094

Your IP: 207.241.237.206
Server Time: 2015-02-24 19:06:20
Visitors Counter
top