“VETERANOS DE GUERRA” ENSEÑAN A COMBATIR

Los ajedrecistas de la tercera edad revelan los secretos de la estrategia en talleres para niños

Juan Diego Casanova Medina

Como un homenaje a su trayectoria como docentes, hacemos un reconocimiento a los entrenadores sexagenarios que se mantienen al pie del cañón prodigando sus conocimientos, en este mes que se honra al Maestro.

Resulta obligatorio remarcar que en la liza cuadriculada formada por 64 casillas, comúnmente llamado tablero de ajedrez, los viejos lobos saben de qué hablan cuando explican las mejores maneras de atacar o defenderse.

Nadie mejor que los héroes de mil combates, los veteranos de guerra, para revelar los secretos de la estrategia bélica que mejores dividendos rinde en el campo de batalla de las ideas.

Como en pocos estados, en Yucatán son ahora numerosos los jugadores de la tercera edad que forman a las nuevas generaciones de guerreros de Caissa, bien sea como entrenadores en escuelas públicas o privadas, en talleres en los municipios o de manera personal.

Entre los sexagenarios, unos gozan de reconocido prestigio laboral, como el maestro internacional cubano-yucateco Ramón Antonio Huerta Soris, quien desde hace 27 años es el director técnico de la Escuela de Desarrollo y Alto Rendimiento de Ajedrez en Yucatán y en el Sureste (Edarays).

Otro cubano-yucateco que lleva décadas develando para los nuevos jugadores los misterios de la milenaria disciplina es Santiago Suárez Portal, quien está a punto de jubilarse como instructor en el Colegio Americano tras casi 30 años.

Como si los años no pesaran, el decano de los entrenadores de Yucatán, Daniel Angel Mena Briceño, aún sigue formando, a sus 72 primaveras, nuevos soldados para el ejército de ajedrecistas. En la actualidad enseña en el Polifuncional de Tizimín.

El ingeniero Luis Arturo Alonzo Salomón, flamante campeón nacional de la tercera edad, lleva más de 20 años como entrenador en jefe del taller de ajedrez de la Preparatoria 2, de donde han surgido varios fuertes jugadores en los últimos años.

En la Inalámbrica, Miguel Ricardo Sosa Pérez, uno de los fundadores de la Edarays y dirigente ajedrecista desde hace 43 años (en 1973 aparecía en el consejo directivo de la desaparecida Organización de Ajedrecistas Universitarios), continúa al frente del taller de iniciación.

En Cacalchén, un popular trovador conocido como “súper abuelo del ajedrez”, es quien divulga las reglas del juego, sobre todo entre sus numerosos nietos. Se trata de Diego Balam Estrella, quien desde hace mucho tiempo aporta su granito de arena a la descentralización del ajedrez, que ha cobrado una fuerza imparable.

Un profesor jubilado, Edgardo Raúl Alvarado y Bacab, es quien promueve, como pocos, el juego de sus amores en su natal Maxcanú. En ese municipio comenzó él la enseñanza bilingüe del ajedrez, en mayo y español.

Una dama que torneo a torneo destila glamour en los tableros, Estela Candelaria Ureña Chío, conocida abuela de Progreso, es de las que les gusta iniciar a los niños en el maravilloso mundo de los 64 escaques. En la Expo-DIF Adulto Mayor, que cada año se realiza en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, es la más activa de quienes imparten talleres espontáneos.

Por vocación, varios otros sexagenarios aprovechan cualquier oportunidad para iniciar en el juego ciencia a las nuevas camadas de guerreros del tablero. Entre ellos se cuenta un aficionado de hueso colorado que nunca falta a torneo alguno: René Trinidad Martínez Castilla.

“La Casa del Ajedrez”, como se conoce a la céntrica Plaza Diamante (calle 62 x 63), donde tiene su sede el club “Bobby Fischer”, no podía quedar al margen en este asunto. Ahí Gabriel Hernández Chávez imparte clases de ajedrez a niños, jóvenes y adultos.

FUENTE

VISITANTES EN LÍNEA

Hay 56 invitados y ningún miembro en línea

VISITAS

12802709
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
831
2561
3392
5771866
72386
104355
12802709

Your IP: 204.236.235.245
Server Time: 2016-05-24 09:13:09
Visitors Counter
top