EL AJEDREZ EN LAS ESCUELAS

Un paso de gigante en la promoción del ajedrez daría pronto México si prospera la propuesta de que la milenaria disciplina se imparta como materia opcional en las escuelas de nivel básico.
En la ajedrecista Península de Yucatán, cuna del gran Maestro Carlos Torre Repetto y del físico Alejandro Alberto Preve Castro, ambos ya fallecidos, el terreno está más que abonado para que la iniciativa arroje óptimos frutos.

El legado de ambos, junto con el esfuerzo de muchos otros, entre ellos el de la Escuela de Desarrollo y Alto Rendimiento de Ajedrez en Yucatán y el Sureste (Edarays), que lleva casi tres décadas difundiendo las bondades del juego ciencia, ha permitido que la Península entera, sobre todo nuestro Estado, esté a la vanguardia del ajedrez nacional.

Y es que en la región casi todo mundo sabe que la práctica sistemática de esta disciplina contribuye a un mejor rendimiento escolar, como avalan estudios científicos en varios países. El ejercitamiento neuronal que conlleva jugar ajedrez propicia el cálculo, la reflexión, la memoria, paciencia, lógica, toma de decisiones y un largo etcétera.

Eso es sólo el principio, pues el intercambio de jaques en el bicolor campo de batalla de las ideas mantiene la mente activa y ágil, lo cual se pone de manifiesto entre las personas de edad avanzada. En reciente visita al céntrico club “Bobby Fischer” (calles 62 x 63, contraesquina de la Plaza Grande), nos hicieron notar que todavía siguen buscando vanamente por toda la redondez del planeta a un ajedrecista que tenga mal de Alzheimer.

Ese flagelo mundial de la humanidad, que acosa sobre todo a la gente de la tercera edad, simplemente no puede con los adeptos de Caissa. Lógico si se toma en cuenta que el Alzheimer viene de la degeneración de las neuronas, a lo cual son inmunes quienes se ejercitan continuamente en el gimnasio de la mente que es el tablero de ajedrez.

Pero volviendo a los escolares, hay que hacer notar que, además de los grandes, indudables beneficios que les aporta el juego ciencia, es una herramienta insuperable para la convivencia familiar. Las frecuentes competencias que se realizan en el interior del Estado (Yucatán también es líder en materia de descentralización ajedrecística) permiten palparlo en toda su magnitud.

Torneo a torneo se ve combatir codo con codo a niños, padres y abuelos, cuando no hermanos y tíos, enzarzados en su lucha de creatividad y fantasía moviendo trebejos: audaces peones, poderosas damas y torres, oblicuos alfiles, ágiles caballos e imprescindibles reyes.

Un enorme gusto ver que en nuestro terruño muchos niños y jóvenes en vez de desconectar el cheto frente a tablets o celulares y televisores de alta tecnología compran un humilde y a la vez grandioso paquete de ajedrez: piezas y tablero, para hacer alarde de lucha y creatividad. Nada mejor para propiciar un pueblo pensante.

FUENTE

VISITANTES EN LÍNEA

Hay 47 invitados y ningún miembro en línea

VISITAS

13471406
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
2090
4380
40122
6346465
12738
143425
13471406

Your IP: 207.241.231.151
Server Time: 2016-12-03 13:01:15
Visitors Counter
top