EL AJEDREZ AYUDA A LOS NIÑOS A TOMAR DECISIONES Y A SER INDEPENDIENTES

Niños más seguros, independientes y respetuosos. Estos son algunos de los resultados de la iniciativa que hace dos años propulsó la Consejería de Educación y Deporte y que tiene como finalidad dar a conocer los beneficios de la práctica y enseñanza del ajedrez en el ámbito educativo. El proyecto se llama aulaDJaque y ya se han beneficiado de su implantación 13.662 alumnos en 55 centros de la provincia durante este último curso escolar. 

El ajedrez se ha incorporado en las aulas, pero no como un pasatiempo, sino como  una herramienta pedagógica que ayuda al desarrollo de las habilidades cognitivas y afectivas. “Utilizamos este programa para romper con la metodología, ahora puedo enseñar matemáticas jugando con un ajedrez. Puede sorprender la capacidad de estrategia y de análisis de un niño cuando está con un tablero delante”, confiesa Cristina Martínez, miembro del Equipo de Coordinación Pedagógica del proyecto aulaDJaque y profesora de Educación Primaria del CDPC Portocarrero.

La práctica del ajedrez favorece, entre otras capacidades, la memoria, la concentración, la toma de decisiones o la reflexión. Asimismo, desde un punto de vista emocional, el juego ayuda a reconocer los errores, a no buscar excusas, a obtener una mayor autoestima o a llevar la iniciativa cuando es preciso, tanto dentro como fuera del tablero. “En el ajedrez, los valores están por encima de todas las cosas. Además, hace niños más seguros, algo que es fundamental” reconoce Roberto Morales, miembro del Equipo de Coordinación Pedagógica aulaDJaque. 

"Solemos limitar las capacidades de los niños, creemos que hay que seguir un orden, que hasta determinada edad no pueden aprender según qué cosas. Yo no estoy del todo de acuerdo, los niños lo absorben todo, su capacidad es enorme y hay que aprovecharlo. Por eso este programa se puede implantar desde la guardería", asegura Cristina Martínez.

Profesorado

Los coordinadores del programa se encargan de impartir la formación al profesorado. "No es sencillo, a veces nos encontramos con grandes dificultades con los profesores. Algunos se muestran inseguros por no saber jugar, estamos acostumbrados a tener el poder con los niños y en el momento en el que algo se escapa de nuestro conocimiento, tenemos miedo", relata la coordinadora del proyecto, que imparte clase a niños de primaria y a los profesores que participan en el programa. 

En la práctica docente, el ajedrez puede relacionarse con todas las competencias clave. Así, en matemáticas, el llamado ‘rey de los juegos’ ayuda a aplicar los principios y procesos matemáticos en distintos contextos. El juego integra un espacio (el tablero), un material (piezas) y un tiempo (secuencia de jugadas y turnos) que permite que el docente pueda plantear problemas y elaborar didácticas matemáticas. Otra de las competencias que se desarrollan con el ajedrez es la psicomotricidad, los alumnos adoptan el movimiento de las piezas en el aula. 

FUENTE

top