UN ESCRITOR Y EL AJEDRECISTA MIJAIL TAL PROTAGONIZAN "EL MAGO DE RIGA"

José Luis Picón

Málaga, 21 nov (EFE).- Un autor literario en busca de personaje y una figura real con una vida llena de peripecias como el maestro de ajedrez soviético Mijail Tal comparten el protagonismo en la novela "El mago de Riga", del periodista y escritor José María de Loma.

De Loma, que presenta este jueves el libro en Málaga, explica en una entrevista con Efe que conoció la historia de Tal (1936-1992) hace pocos años cuando leía en la prensa una serie sobre figuras del deporte y descubrió a este "personaje idolatrado en su época" que fue en 1960 el campeón del mundo de ajedrez más joven de la historia, hasta que Kaspárov le arrebató el récord en 1985.

"Me quedé fascinado, y empecé a investigar sobre Tal cuando intentaba escribir una novela con una figura real", afirma De Loma, que después optó no solo por contar la vida del ajedrecista, sino también "las peripecias de un escritor a la hora de retratar al personaje y de documentarse".

En esta historia de ficción, trufada con numerosos personajes reales de la literatura o del ajedrez, el coprotagonista es "un escritor joven, un poco atolondrado", que por momentos se detiene "en digresiones y reflexiones" y va reflejando la vida del ajedrecista.

"Mijail Tal estuvo varias veces en España, participó en torneos en Madrid, Torremolinos o Palma de Mallorca y jugó grandes partidas en las que se midió a las principales figuras de la época", destaca el autor, que incluye otros capítulos como su operación de riñón "en un siniestro hospital de la URSS".

De Tal se sabe además que era morfinómano, mujeriego, aficionado al vodka y un virtuoso pianista pese a que le faltaban desde su nacimiento dos dedos de una mano, y De Loma lleva al terreno de la ficción por ejemplo "las horas previas" a un gran campeonato en Chicago, porque le interesa "qué puede pasar por la mente de una gran estrella del ajedrez, del fútbol o del atletismo en esos momentos".

En la novela, publicada por Ediciones Algorfa, hay también "guiños a la realidad de ahora, ironía, humor y, como en un juego de muñecas rusas, historias dentro de las historias", y en los momentos ambientados en Riga está "suspendido en el ambiente ese pueblo que sufrió primero el nazismo y después el estalinismo".

Pese a que no es una novela sobre ajedrez, a De Loma le interesan mucho los ajedrecistas, "gente inteligente, con una alta capacidad de concentración, que, a veces, por estar abstraídos, se olvidan de las cosas cotidianas y son raros, pero esa rareza está exhibida a los ojos de la gente y son tomados por excéntricos".

El autor espera que quien sea lector de sus columnas periodísticas o de sus aforismos -que recopiló en el libro "Dolor de rareza"- le reconozca ahora en esta novela.

"El lector habitual me va a reconocer, en cuanto a un estilo a veces disparatado, en el buen sentido, cierto surrealismo, cierta ironía y una forma de ver la vida quitándole solemnidad y metiendo sentido del humor", afirma De Loma a Efe. EFE

FUENTE

top