"DONDE CRUZAN LAS BALAS POR ARRIBA DE LOS TECHOS, LOS CHICOS ESTÁN HACIENDO AJEDREZ"

Hernán Alvarez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En épocas de encierro, el ajedrez saca ventaja. El llamado deporte-ciencia vivió un gran 2020 al contrario de la gran mayoría de las otras disciplinas que se interrumpieron total o parcialmente. El juego de los peones y los reyes tuvo un crecimiento acelerado en nuestra provincia y en el resto del mundo debido a las restricciones de tener que quedarse en los domicilios. La modalidad online sumó más adeptos y el público en general también se interesó por una actividad lúdica y formativa.

Juan Luis Jaureguiberry, presidente de la Asociación Rosarina de Ajedrez y docente de este deporte, habló con Mirador Provincial sobre la actualidad que vive su deporte en esta ciudad y en Santa Fe en general. Jaureguiberry coordina el programa que brinda la materia basada en el deporte-ciencia en escuelas primarias de toda la provincia. Son 308 escuelas de toda la geografía santafesina. Desde Los Amores, en el norte, hasta Wheelwright, en el sur. Unos 40.000 alumnos de 4º y 5º grado participan del denominado Plan Provincial de Ajedrez.

"Al ser materia curricular, el 100 por ciento de las nenas aprenden junto con los varones. Toda la actividad que hacemos es en equipos mixtos. Eso también ha llevado a que muchos equipos escolares tengan como capitanas a mujeres. Como el caso de Sofía Brito, que es subcampeona argentina", dijo el maestro de ajedrecistas.

- Con la pandemia ha crecido el interés por el ajedrez. ¿Cuál fue la repercusión del deporte en la provincia?
- Nosotros notamos un auge masivo, muy grande del juego por internet. Esas partidas no tienen un ranking internacional válido. Todo lo que se hace en internet vale con los rankings propios de las páginas donde se juega. www.lichess.org es una entidad sin fines de lucro ni publicidad donde más de 100 millones de personas de todo el mundo están jugando casi todos los días. Eso ha permitido un desarrollo muy grande y la incorporación de muchísima gente a un sistema de juego que no tiene un control de la federación (FIDE -Federación Internacional de Ajedrez-). Se borró esta barrera territorial. Todas las semanas nuestros jugadores están participando en torneos con gente de Australia, España, Canadá o Guatemala. En el torneo por los 30 años del plan provincial que se hizo el 27 de noviembre participaron 740 niños y jóvenes de ocho países y 14 provincias argentinas. Jugaron chicos de Guatemala, España, Colombia, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia. Cosa que sería imposible si hubiera que viajar.

El dirigente aseguró que la entidad rosarina tiene una escuela de alto rendimiento. Francisco Muñoz, de Villa Gobernador Gálvez, integra esa parte de la asociación y se destaca a nivel nacional.

La serie de Netflix Gambito de dama fue muy exitosa y puso bajo la lupa al ajedrez como disciplina. Sobre la influencia de esta producción audiovisual de ficción, comentó: "Recibimos permanentemente llamados para ver dónde se puede jugar. Se han multiplicado las llamadas de manera exponencial para pedir lugares. Ahora estamos entrando en las vacaciones, pero hemos abierto grupos nuevos porque más gente quiere sumarse. Vamos a ver si con la vacuna (contra el covid-19) esto se puede capitalizar en actividades presenciales".

- Lo ideal sería poder trasladar eso en 2021 al ajedrez real. In situ, ¿verdad?
- La Asociación Rosarina de Ajedrez tiene 21 clubes con ajedrez. Nosotros cubrimos todo el sur de la provincia. Tenemos torneos desde cuarta categoría hasta primera. Los torneos de primera y segunda categoría de Rosario están inscriptos a nivel internacional de la federación mundial. Tenemos jugadores titulados, maestros FIDE, maestros internacionales y hasta un gran maestro internacional que es Martín Lorenzini, que está a cargo del entrenamiento de elite acá en Rosario. Esto ya venía ocurriendo producto de un trabajo muy fuerte en los últimos 15 años.

- ¿Esto puede traer mejores resultados a nivel internacional?
- Nosotros veníamos trabajando fuertemente en eso. El problema del ajedrez es que no es una actividad con espectadores. No es un espectáculo para ver desde una tribuna. No tenemos sponsors de ropa deportiva, de zapatillas. Es una actividad que para llevarla adelante se necesita el apoyo del Estado.

Una forma distinta de relacionarse
Jaureguiberry se refirió a la enseñanza del juego en zonas vulnerables: "Hemos demostrado dando ajedrez en los barrios más pobres de la ciudad y de la provincia que chicos de condiciones muy humildes podían ser grandes jugadores de ajedrez. Hoy el mejor jugador infantil de toda la provincia, que ha ganado todos los torneos de este año, es un alumno de la escuela de Ovidio Lagos y Arijón. Que entrena en el club Onkel. Luciano Carrizo. Alumno de la escuela 799. Sería imposible que un chico de ese barrio podría haber llegado a ser el mejor jugador de Rosario online si no hubiera un sistema de apoyo estatal".

No obstante este caso, el docente aseguró que muchos chicos no han podido sostener el nivel de participación precisamente por la falta de conectividad. "Nosotros damos ajedrez en el barrio Santa Lucía, en Las Flores, en la zona de Grandoli y Gutiérrez. Donde cruzan las balas por arriba de los techos los chicos están haciendo ajedrez".

Juan Luis comentó los beneficios que la práctica del juego del tablero puede tener: "Son chicos que además de desarrollar el pensamiento lógico, estratégico, aprenden a calcular las consecuencias de sus actos. A valorar el conjunto de una situación antes de tomar una decisión, pero además está todo lo que tiene que ver con la socialización. El respeto por el rival ocasional, darse la mano antes de empezar, acomodar las piezas cuando terminan, saludar. Pero además, el respeto intelectual por el otro, porque en ajedrez vos aprendés del que te gana o te hace una buena jugada. Aprendés más del otro si estás atento y lo respetás intelectualmente. Eso genera una forma de relacionarte con el otro distinta a la de la violencia callejera, a la de empujarlo para sacarle algo. Es toda una cultura subjetiva que no se aprende más que con la interacción respetuosa con el otro. Esto lo da el ajedrez. Es una inversión estratégica en cultura civilizatoria".

Otra de las ventajas es lo accesible que resulta. Sólo se precisa un tablero y las piezas. A diferencia de la mayoría de los deportes que requieren de equipamiento costoso y condiciones meteorológicas favorables si se practican al aire libre.

El ajedrecista afirmó que pese a ser un deporte meramente individual, desde los programas que él dirige se intenta inculcar el espíritu de equipo: "El que mejor juega en un club cuando uno lo acostumbra a jugar en equipo le enseña a los compañeros de su club para ganarle a los otros. En vez de seguir ganándole a los mismos los entrena. Nosotros tenemos un concepto público y social del ajedrez a diferencia del concepto individual, histórico. El que tenía (Bobby) Fischer (estadounidense considerado uno de los mejores de todos los tiempos). Es una cultura distinta".

Por otra parte, comentó: "Mi mayor orgullo es tener alumnos de ajedrez que han sido campeones entre los cuales uno es doctor en física y trabaja con premios Nobel en Noruega. U otro que está trabajando con Google en Silicon Valley. Hemos sido muy respetuosos a que sean ajedrecistas, pero sigan sus estudios. El que quiere se dedica profesionalmente. Que usen el ajedrez como herramienta de desarrollo intelectual y de comportamiento social para aprovechar las oportunidades de la vida".

Leontxo García, referente mundial
Jaureguiberry es amigo de Leontxo García, ajedrecista y periodista especializado en ajedrez. El español es probablemente el mejor en esta materia en habla hispana. "Yo lo conocí a partir de un libro que escribí de matemática aplicada con ajedrez que se llama 'Jaque a las fracciones' -contó-. Nosotros planteamos reemplazar las tartas y las pizzas para enseñar fracciones en la escuela por el tablero. No con las piezas, sino con el tablero mismo que permite trabajar hasta 64avos, mitades, cuartos, octavos, con forma de rectángulos y cuadrados. Yo a partir de este libro de 2013 empecé a viajar a varios países a dar cursos con la fundación Kasparov, donde lo conocí. Él estuvo online en el festejo de los 30 años del plan provincial con el Ministerio de Educación hace 15 días".

"El ajedrez es una inversión estratégica en cultura civilizatoria".

FUENTE

top