EL MENSAJE DE KASPAROV SOBRE LAS MÁQUINAS INTELIGENTES

"Esta historia empieza cuando a los 22 años gané el Campeonato Mundial de Ajedrez tras vencer a Anatoli Kárpov". Son las primeras palabras que pronuncia Garry Kasparov, uno de los mejores jugadores de ajedrez de la historia, en esta interesante Ted Talk. Se remonta a 1985, y recuerda que entonces también estuvo en Alemania jugando partidas simultáneas contra 32 de las mejores máquinas de ajedrez del mundo. "Fue mi edad de oro", recuerda. Pero doce años después algo cambió. Jugó dos partidas memorables contra la supercomputadora Deep Blue de IBM en 1997. Y, después de sudar la gota gorda, perdió la segunda. En el enfrentamiento del ser humano contra el ordenador, la máquina le había ganado al cerebro, decían los titulares. Bueno, más que la máquina, sus creadores humanos: Anatharaman, Campbell, Hoane y Hsu, como recuerda Kasparov.

Desde su experiencia, el campeón de ajedrez reflexiona sobre la inteligencia de las máquinas. "Resultó que al ajedrez se podía ganar por fuerza bruta, con un hardware lo bastante rápido y algoritmos suficientemente inteligentes", recuerda. ¿Qué consecuencias tuvo? No las esperadas. "El mundo del ajedrez todavía quería tener un campeón humano. E incluso hoy, cuando una aplicación gratuita de ajedrez en el mejor móvil del mercado es más potente que Deep Blue, las personas siguen jugando al ajedrez, más que antes", explica Kasparov. Nadie abandonó el juego, como predecían los alarmistas. Para el ajedrecista, el humano más la máquina no es el futuro, sino el presente. Y es una combinación fabulosa que debemos incluso acelerar. Un mensaje interesante teniendo en cuenta que sale de labios de "alguien que luchó contra la máquina y perdió", como se autodefine Kasparov.

FUENTE

top