LISANDRA ORDAZ: TODAVÍA ME QUEDAN MUCHOS SUEÑOS POR CUMPLIR

Aunque decidiera no volver a jugar una partida de ajedrez, Lisandra Ordaz ya ha hecho historia. Con su actuación, a finales del 2017, en el torneo Don Modesto Castellón, se convirtió en la primera cubana que sobrepasa la barrera de los 2400 puntos Elo(2414) y obtuvo el título de Maestra Internacional sin distinción de sexos.

A sus 29 años, Lisandra aspira a hacer un buen papel en el próximo torneo internacional Capablanca in Memoriamy a integrar el equipo cubano que asistirá en septiembre a la 43 Olimpiada Mundial. Sus sueños apuntan más allá.

Comenzó a practicar a los ocho años, con más curiosidad que vocación, pues como ella misma señala: «Yo era más de deportes de contacto».

Fue la pasión de sus entrenadores, la que la llevaría poco a poco a enamorarse del juego ciencia, y a dedicarse a él con seriedad.A los 11 años entró a la EIDE de Pinar del Río, y a los 15, tras concluir en segundo lugar en la Olimpiada del Deporte Cubano, recibió el título de Maestra Internacional femenina y pasó a la preselección nacional.

En el 2010 ocupó el primer tablero del equipo que logró el histórico cuarto lugar en la Olimpiada de Khanty- Mansisk. Antes había estado en una cita olímpica, y -ya con título de gran maestra femenina-, lo haría en las del 2012 y el 2014.

Luego, de manera sorpresiva, dejó de competir.

«Llevaba varios años con problemas de salud y lo más importante era recuperarme para regresar con nuevos aires. Durante casi dos años participé en muy pocos eventos, porque cambié mi rol y pasé a ser entrenadora de una jugadora que en la actualidad es de las principales figuras de México».

Mientras se efectuaba el nacional de ajedrez, hace solo unos días, Lisandra Ordaz se batía en otros torneos paralelos en nuestro país. ¿No es una contradicción ser la cubana número uno del ranking de la Federación Internacional (FIDE) y no ser campeona nacional?

«Me gustaría ser campeona nacional, nunca le he dado esa alegría a mi familia, al pueblo y a mí misma, pero al llegar a los 2400, le sacaba casi 300 puntos Eloa la media del torneo y eso me obligaba a ganar prácticamente todas las partidas para no bajar, de ahí que durante el nacional femenino participé en un torneo de hombres, el Eldis Cobo.

-Dentro de poco recibirás el título de Maestra Internacional sin distinción de sexo, ¿competir contra hombres no es extraño para ti?

-Desde niña, casi siempre jugaba contra losvarones. Eso me ayudó muchísimo y creó las bases para enfrentarlos sin miedo.En el 2010, cuando obtuve mi primera norma de Maestro Internacional sin distinción de sexo, me quedé a medio punto de la de Gran Maestro masculino, y a partir de entonces, la mayoría de los torneos en los que he participado, han sido mixtos.

-¿Qué opinas del debate que existe sobre las capacidades de las mujeres en el ajedrez respecto a los hombres?

-El ajedrez históricamente fue un deporte de hombres, los campeonatos femeninos se iniciaron mucho después; no obstante, hemos ido avanzado, antes no era habitual que tuviéramostítulosabsolutos, ni desempeños importantes en lides masculinas, y eso cada vezes más frecuente.

-¿Cómo y con quién te preparas?

-Hace años que me preparo sola, por los libros y la computadora, aunque mantengo la asesoría de quien fue mi segundo entrenador, José Manuel Cruz Lima.

-Las principales figuras del ajedrez mundial tienen equipos completos de entrenamiento.

-Tener una persona que te guíe, te prepare, te economice el tiempo, resulta clave. En ello debemos trabajar a nivel nacional, pues sería ideal que cada atleta de primera categoría tuviese su entrenador o su equipo de preparadores.

-En deportes más mediáticos, los atletas dicen que desde pequeños sueñan con hacer el equipo nacional. ¿Sucede eso en el ajedrez?

-Por supuesto. Cuando uno empieza a participar en eventos, va con la mentalidad de hacer el equipo Cuba.Ese es el tope del esfuerzo: integrarla selección nacional y representar a tu país.

-¿Qué sientes al ser la primera cubana que sobrepasa la barrera de los 2400 de Elo?

-Una satisfacción enormepor haber cumplido esta meta.Ese día hubo muchas emociones encontradas yhasta lágrimas, porque es el resultado de más de 20 años en este mundo del ajedrez.

-¿Con qué sueñas ahora?

-Lo primero que toca es mantener ese Elo, con vistas a superarlo, y luchar por hacer la primera norma de Gran Maestro absoluto.Me siento contenta con lo logrado, pero todavía me quedan muchos sueños por cumplir.

FUENTE

top