REY Y DAMA - LA TEORÍA DEL TODO EN EL A.R.

El deporte y el alto rendimiento (A.R.) es un todo que involucra además al entorno social, político, económico, científico, cultural. El promedio de los diez países más poderosos del planeta gana cerca del 60 por ciento de las medallas de oro en los Juegos Olímpicos. El 40 restante se lo reparten cerca de 200 países. Esta es la realidad, cruda, dura. De ahí que la sola preparación o capacitación de entrenadores de ajedrez no será suficiente, nunca jamás, para mejorar el alto rendimiento, en la esfera nacional.

El punto de referencia en el deporte son los Juegos Olímpicos de 1968. La posición política, la estabilidad social, económica, las relaciones, permitieron organizarlos. El esquema o la plataforma de despegue hacia el punto histórico más alto, fue en esencia la contratación de entrenadores extranjeros de primer nivel. Pero no sólo eso, se sumaron competencias internacionales periódicas en el país, así como asistencia a campos de entrenamientos y torneos de elevado nivel en el extranjero. El baremo de las nueve medallas 3 de oro, 3 de plata y 3 de bronce y un nutrido número de finalistas no se ha vuelto a repetir. El tiempo, el proceso evolutivo del deporte, parece haberse detenido. No se comprendió la lección de los Juegos.

En los albores de la década de los 90 el ajedrez presenció un modelo o polo de desarrollo en Mérida, Yucatán. La conjunción de la energía del físico yucateco Alejandro Prevé Castro, su espíritu de servicio social hacia el ajedrez y a los jugadores, con la celebración del Carlos Torre Repetto, y el apostolado del maestro internacional cubano mexicano Ramón Huerta Sorís, produjo después de quince años, dos grandes maestros: Manuel León Hoyos y Luis Ibarra Chami. El camino hacia la maestría es largo y difícil.

¿Cuáles son, en términos generales, las perspectivas profesionales de un ajedrecista de alto nivel en nuestro país o en América Latina? Y de manera paralela podría añadirse otra pregunta: ¿Por qué ningún entrenador mexicano ha formado a un ajedrecista que lo supere en la valoración numérica oficial del Elo?

Las condiciones económicas de un fuerte jugador en México son bajas. (En Europa los premios son atractivos, pero la competencia es feroz Entran a los torneos alrededor de 20 o 30 GM y 40 MI y otros jugadores fuertes. El búlgaro Veselin Topálov y su mentor y entrenador Silvio Danailov vivieron una etapa difícil.  Recorrían Europa torneo tras torneo en un pequeño auto compacto en el cual dormían). Pueden auxiliarse con la impartición de clases; pero entonces se desvía su objetivo principal y su fuerza ya no crece.

En cuanto a la segunda pregunta la respuesta acaso sea: si bien su nivel puede rozar los 2,300 puntos Elo carecen de metodología, estudios pedagógicos, sicológicos, culturales.

Aparecen en la memoria recuerdos de esfuerzo estériles, espurios, políticos, de simulación y engaño, que lejos de favorecer el ajedrez mexicano sólo sirvieron para engrosar el bolsillo de vivales que se ostentan como promotores. Se le presenta a la Fenamac la oportunidad y el desafío de intentar enderezar el rumbo.

La Solución

Línea modelo. 1. ... Ce2+! 2. Rh1 Dxg4 3. hxg4 Th5+ 4. gxh5 Th4++.

FUENTE

top