LOS CLUBES VIRTUALES DE AJEDREZ

MÉXICO, D.F. (apro).- Hoy en día jugar al ajedrez es muy fácil, porque ya no hay necesidad ni siquiera de ir al club de ajedrez. Gracias a Internet tenemos clubes de ajedrez virtuales, que permiten enfrentarnos con jugadores de cualquier fuerza que además, no necesariamente viven en nuestro país, sino que pueden estar en Azerbayán, Sochi, Ucrania, Singapur, Corea, etcétera.

Para jugar de esta manera al ajedrez se necesita, desde luego, una conexión a la red de redes, cosa que poco a poco se está haciendo cada vez más común en nuestro país. Luego, se necesita inscribirse, como jugador, a alguno de los tantos clubes de ajedrez que hay en Internet.

En esto hay dos modalidades básicamente: la primera son los clubes que tienen un portal, en donde se tiene acceso a través de un navegador como Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari. La segunda implica descargar un programa “cliente”, que simplemente corre desde la computadora de cada ajedrecista y manda a un servidor de ajedrez la jugada del jugador y el tiempo que tardó en ejecutarlo.

De hecho, el segundo método es preferible cuando se tiene una conexión lenta al servidor de ajedrez, porque el pintar el tablero, las piezas, etcétera, se hace desde el cliente, desde la computadora de cada usuario y entonces no se necesita usar recursos de la transmisión/recepción de datos de la red Internet.

Hay clubes de paga y otros gratuitos. Sugiero empezar con algún sistema que no cueste, por ejemplo, Yahoo games, porque ahí podrá empezar a ver cómo es la mecánica de los juegos, así como qué tan segura y confiable es la conexión.

Cabe decir que aquí usará una página web desde donde jugará, por lo que se estima como una buena idea el tener una conexión que dé al menos 6 Mbits, es decir, una conexión relativamente rápida.

Ahora bien, si decide usar un programa cliente, sugerimos servidores gratuitos como lo son: http://www.freechess.org/, o bien http://www.chess.com/. Hay muchos programas clientes. Yo he usado Babaschesshttp://www.babaschess.net/, y la realidad es que es bastante aceptable.

En los servidores gratuitos van muchos jugadores no titulados, es decir, que no son maestros FIDE, maestros internacionales o grandes maestros.

Esto es una desventaja relativa, pues muchas veces cuando enfrentamos a un gran maestro, pocas chances tendremos de ganarle, pero sin embargo, bien puede ser una buena práctica.

Por ello, quizás haya que invertir un poco y considerar un sitio comowww.chessclub.com, el cual es el llamado internet Chess Club (ICC), en donde los maestros internacionales y grandes maestros no pagan por estar en este club, por lo que hay más oportunidades de jugar con algún jugador fuerte con más frecuencia.

En los clubles virtuales de ajedrez, sin embargo, no sólo se juega al ajedrez. Hay retos, posiciones de táctica a resolver, lecciones que son transmitidas en formato de video e incluso algunos tienen tiendas virtuales y venden camisetas, relojes de ajedrez, ajedreces, libros, discos compactos de información, entre otros artículos. Casi en todos ellos hay que pagar con tarjeta de crédito.

El mundo del Internet y el ajedrez han logrado una unión extraordinaria. Por ejemplo, en el ICC se puede jugar desde una tablet de Apple (iPad) o incluso desde un teléfono Android. Y ya lo decía Kasparov: el ajedrez funciona en todos estos dispositivos maravillosamente bien, no así otros espectáculos o deportes. Imaginen ver el futbol en la pantallita del teléfono. La experiencia no será la más agradable, sin duda.

Un detalle significativo de los clubes virtuales es que algunos pasan “en vivo” las incidencias de los torneos que se están jugando. En muchas ocasiones hay grandes maestros comentando las jugadas de los ajedrecistas y se analizan posiciones que pudiesen darse en algún momento.

Pienso que esto es una de las mejores maneras de aprender sobre cómo juegan los mejores ajedrecistas del planeta. Es además interesante ver que muchas veces incluso jugadores de alto nivel no se ponen de acuerdo con la valoración de las posiciones. Eso es una demostración más de que el ajedrez es un juego infinito y lejos de poderse resolver.

FUENTE

top