UNA ALTERNATIVA GRATUITA PARA ESTUDIAR AJEDREZ EN LA COMPUTADORA

MÉXICO, D.F.(apro).- El mundo del ajedrez se ha computarizado notablemente. Jugar en línea de forma gratuita (o de paga) se puede hacer en un sinfín de sitios.

Yahoo tiene su propio apartado de juegos, pero hay otras alternativas, BabasChess, por ejemplo, por citar alguna.

En el caso de los sitios de paga, los dos más populares son PlayChess (de la empresa Chessbase.com) y el Internet Chess Club (ICC). En ambos sitios acuden muchos grandes maestros y jugadores notables, los cuales incluso juegan de incógnito (Kasparov ha jugado en el ICC y el ahora Campeón del Mundo Magnus Carlsen también). Eso es un atractivo extra si se desea inscribirse en alguno de estos sitios de paga.

Pero en otros ámbitos también ajedrecísticos, los jugadores tienen ya poderosas herramientas para analizar partidas. Los motores de ajedrez, “engines”, son muy fuertes y dan certeros análisis. Muchos ajedrecistas utilizan manejadores de bases de partidas, que son bases de datos en donde se consignan los encuentros de un torneo o varios, e incluso, hay colecciones con todas las partidas del ajedrez registradas, por ejemplo, en la BigBase o Megabase de Chessbase.

Los mejores manejadores de partidas de ajedrez permiten manipular la información de las partidas de ajedrez de múltiples maneras.

Por ejemplo, pueden hallarse partidas por un jugador específico, por una apertura, por posición particular, por año, torneo, por una serie de criterios que permiten organizar el estudio. Sin embargo, los manejadores más poderosos suelen tener un costo y no son económicos. Por ejemplo Chessbase 12 cuesta unos 180 euros en su versión inicial.

Las bases de datos de aperturas pueden costar unos 100 euros y la megabase, con más de cinco millones de partidas, muchas de ellas comentadas, llega a costar unos 159 euros.

Chess Assistant, la competencia de Chessbase, cuesta unos 76 euros en su versión inicial (pero incluye la versión estándar del poderoso engine Houdini), mientras que la versión profesional cuesta unos 112 euros (incluye la versión Pro de Houdini). La GigaKing, una base de partidas (sin comentarios), se vende en unos 20 dólares.

Pero los ajedrecistas no son muy adeptos a comprar software de ajedrez. Una problemática son los precios sin duda, por ello hay que buscar alternativas. “José” es una de éstas y se trata de un manejador de partidas de ajedrez de código abierto y libre. Es una herramienta muy completa para estudiar partidas de ajedrez.

FUENTE

top