CARUANA ESTÁ INTRATABLE

Fabiano Caruana es un gran maestro muy joven, de Italia, aunque nació en los Estados Unidos. Inició sus estudios ajedrecísticos con Susan Polgar, una de las tres hermanas que revolucionaron el ajedrez femenil en los años noventa del siglo pasado.

El talento de Fabiano fue muy claro y desde muy pequeño trabajó en su ajedrez. Se fue a Italia a vivir (sus padres se fueron por alguna razón de trabajo, probablemente), y estudió con grandes maestros, los cuales fueron esculpiendo en el talento del jovencito.

Hoy en día, Caruana es el segundo jugador en el mundo, apenas abajo de Magnus Carlsen, el prodigio noruego, Campeón Mundial. Y probablemente estemos en la antesala de un singular reto que podría ser tan obsesivo como el que protagonizaron Kasparov y Karpov por muchos años.

Hoy Fabiano Caruana está jugando el Grand Prix de Baku, un torneo que es parte de una serie para sacar a los candidatos a luchar por la corona mundial en el próximo ciclo.

En este torneo juegan 12 jugadores: Rustam Kasimdzhanov (excampeón mundial), Peter Svidler (cinco veces campeón de Rusia), Dmitry Andreikin, Teimour Radjabov, Fabiano Caruana, Shakhriyar Mamedyarov, Alexander Grischuk, Hikaru Nakamura, Leinier Domínguez (de Cuba), Boris Gelfand, Evgeny Tomashevsky y Sergey Karjakin.

Es un durísimo torneo, pero Caruana ya es líder con 3 de 4 puntos posibles, empatado con Boris Gelfand que prácticamente le duplica la edad.

Caruana –curiosamente—podría ir 4 puntos de 4, porque tuvo a dos de sus rivales en las cuerdas. Sin embargo, ambos escaparon apenas del fuerte ajedrez de su oponente, logrando empates angustiosos.

Cabe señalar que Fabiano Caruana viene de ganar el torneo más fuerte de todos los tiempos (rating promedio 2801), en donde hizo 7 puntos de 7 en las primeras 7 rondas. Su rival más cercano, Carlsen, perdió una partida contra el italiano y empató milagrosamente la segunda, pues estaba perdido, y quedó unos 2.5 puntos debajo de éste en el segundo lugar.

Un desempeño de este calibre no se había visto desde que Fischer ganara las últimas seis partidas del interzonal de Palma de Mallorca, las siguientes seis partidas contra Taimanov y otras seis contra Larsen, para que finalmente fuese Petrosian quien parara la racha ganadora del norteamericano, pero no así su paso hasta el campeonato mundial, en donde eventualmente derrotaría a Boris Spassky.

Pero hay otra hazaña memorable, aunque no tan comparable a la de Caruana: Bobby Fischer una vez ganó el campeonato norteamericano con 11 puntos de 11 posibles, es decir, ganó todas las partidas. Larry Evans, el segundo lugar de ese memorable torneo, dijo que él era el campeón del mismo, porque Fischer vino a dar una exhibición realmente.
Pero regresando a Caruana, se espera que su buena racha siga y se cuele en los dos primeros puestos en esta etapa del Grand Prix.

Puede un jugador ser un fuerte candidato a campeón mundial, pero debe demostrarlo precisamente en los torneos que juega.

Fabiano viene intratable, con un entendimiento de ajedrez que parece ya es mucho más sólido que el de sus rivales. De hecho, el italiano está a unos 14 puntos de alcanzar en el rating a Carlsen. Notable considerando que el noruego llevaba unos 70 puntos a todos sus rivales, pero el tesón de Caruana lo está catapultando a los cuernos de la Luna.
Faltan muchas rondas, y falta ver si Caruana mantiene el ritmo. Parece que en esta tercera parte del torneo está demostrando que sigue estando en gran forma.

Se espera pues que logre un buen triunfo para ir amarrando sus oportunidades para retar a Carlsen. Este es el siguiente encuentro que claramente los aficionados quieren ver.
 

FUENTE
 

top