PARTIDAS FANTÁSTICAS EN LA COPA SINQUEFIELD 2015

El ajedrez de élite, el de los mejores del mundo, está siendo representado por la actual Copa Sinquefield, que se juega en el club de ajedrez de San Louis Missouri y que está patrocinada precisamente por Rex Sinquefield, un millonario estadunidense amante del ajedrez.

En este torneo juegan Alexander Grischuk, Maxim Vachier-Lagrave, Anish Giri, Wesley So, Levon Aronian, Magnus Carlsen, Fabiano Caruana, Veselin Topalov, Viswanathan Anand y Hikaru Nakamura.

Simplemente para que se vea el nivel de esta justa, se cuenta con el campeón del mundo actual, Magnus Carlsen, y con los excampeones mundiales Veselin Topalov y Vishy Anand.

El torneo corresponde a un circuito de élite, donde se jugarán este año tres grandes competencias, la primera -llevada a cabo en Noruega- que ganó Topalov merecidamente y en donde el campeón Carlsen tuvo una actuación muy mediocre.

Desde luego que siempre al Campeón Mundial se le piden resultados pero el ajedrez es muy difícil y claramente el noruego pasó por un mal momento en su propio país.

Ahora, en esta segunda etapa parece que los días malos han pasado y Carlsen parece haber recuperado ese extraordinario nivel. Curiosamente, a pesar de perder la primera partida con Topalov, ya el noruego está a la cabeza del torneo.

Por otra parte, el campeón defensor del año pasado, Fabiano Caruana, que ahora juega por los Estados Unidos, ha tenido un torneo desastroso. Venció a Veselin Topalov pero ha perdido en tres duras partidas.

Cabe decir que Caruana ganó el año pasado haciendo 7 puntos de 7 posibles y eventualmente venciendo con un margen de puntos a su favor, incluso contra el Campeón del Mundo. En ese entonces ganó 40 puntos de rating, lo que lo metió en el segundo lugar de la lista oficial de mejores jugadores en el mundo.

Sin embargo, este desempeño no lo ha podido mantener y evidentemente no es por falta de interés, sino porque la competencia que enfrenta es muy complicada.

Hay además del “estadunidense” Caruana otros dos de ese país, Wesley So, originario de Filipinas (ya estadunidense) y Hikaru Nakamura, que sí nació en los Estados Unidos pero con orígenes maternos de Japón.

Nakamura es el clásico ejemplo de un jugador combatiente, que se perfiló en los torneos abiertos en donde hay que ganar siempre para mantenerse dentro de los premios que hay en las competencias de esta naturaleza.

Es probablemente uno de esos jugadores que no tienen ningún compromiso con nadie y son capaces de jugar partidas emocionantes hasta el agotamiento. Puede ser que hoy en día siga siendo el número 1 de los Estados Unidos. La partida que le ganó a So es una joya de las combinaciones de mate más interesantes de los últimos tiempos.

Alexander Grischuk es el único ruso en la competencia y llama la atención si consideramos que los exsoviéticos eran en general los que dominaban el ajedrez. No obstante esto, llevan años sin poder retomar el Campeonato Mundial y llama la atención que el mejor jugador hoy en día no sea de Rusia, sino de Noruega.

Hay que aclarar sin embargo, que tenemos a Aronian, de Armenia, el cual ha jugado partidas fantásticas, como su brillante victoria frente a Caruana.

Viswanathan Anand, el excampeón mundial, ha tenido un torneo malo, en donde por alguna razón no ha brillado como acostumbra y claramente no está en su mejor momento. Sin embargo, sigue siendo un rival dificilísimo de vencer y en un descuido puede darle la vuelta al resultado.

El francés Vachie-Lagrave ha estado jugando mucho en estos últimos meses y sin duda su alto nivel lo mantiene. Estos ajedrecistas de elite parecen incansables.

Hoy el francés derrotaría al excampeón Topalov en una Ruy López en donde se observó la preparación magistral de estos jugadores. El entendimiento que tienen de algunas posiciones es notable.

Faltan pocas rondas en este torneo. Sin duda será un final de fotografía.

FUENTE

top