CRÓNICA DEL ABIERTO OAXAQUEÑO DE AJEDREZ BREVES E INUSUALES COMENTARIOS DE LA “COPA BENITO JUÁREZ”

Por MN Antonio García Cordero

A la derecha: MF Yasel Borges (Foto: AN Eduardo Sánchez Martínez).

Exitosamente, aunque con algunas dificultades, se llevó a cabo del 25 al 27 de julio de 2014,  la XXXa. (¡Treinta!) Edición del Torneo Nacional e Internacional de Ajedrez “Copa Benito Juárez”, en Oaxaca de Juárez, ciudad antiguamente conocida como “la Verde Antequera”.

La sede fue como en diversas ocasiones, el recién remodelado Gimnasio “Ricardo Flores Magón”, y quienes de una u otra forma hemos participado en su organización y en su desarrollo nos congratulamos, y es que decir 30 ediciones, es decir 30 torneos, los que se realizaron ininterrumpidamente a lo largo de ese tiempo, se dice fácil, pero no lo es tanto, y eso habla del gran apoyo del Gobierno del Estado de Oaxaca, y en sus primeras ediciones, de la Subdelegación de Servicios Sociales y Culturales del ISSSTE, pero también nos dice mucho del tesón, insistencia, afición y esfuerzo de al menos tres generaciones de ajedrecistas oaxaqueños, por lo que a mi modo de ver este torneo es ya un patrimonio de los oaxaqueños, una marca lograda, un referente del ajedrez nacional, que ya desde hace varios años cuenta con un prestigio consolidado y debe seguirse haciendo a pesar de las dificultades u obstáculos.

Lo comento porque la Copa Benito Juárez aunque no lo crean, este año estuvo a punto de no realizarse, precisamente en su aniversario número treinta, cuando se suponía que debía estar en su mejor momento, sólo pudo salvarse de última hora y gracias a un esfuerzo extraordinario de autoridades y asociados del ajedrez.

Su normal brillantez se vio ensombrecida por haber sido en un principio excluido el ajedrez del llamado “Bloque Guelaguetza”, en el que según observé en su momento, había 22 competencias deportivas, diferentes a nuestro deporte.

Supe después que la Directora Estatal del Deporte la licenciada Julieta García Leyva, en la inauguración del evento, mencionó que hubo “problemas internos” que pusieron en peligro la celebración del torneo.

Y como fue confirmado en las palabras de Clausura de Marcelino Albuerne, Jefe de la Unidad de Desarrollo del Deporte, en la clausura del evento, tiene que venir un proceso de reconstrucción que permita la credibilidad de la Asociación de Ajedrecistas del Estado.

Pero, ¿A qué obedece esta situación inusual en el ajedrez oaxaqueño que origina comentarios inusuales en esta Crónica?

Desde el famoso “Oaxacazo”, cuando según cuenta la historia, Fulberto Palacios, presidente de facto de los ajedrecistas oaxaqueños de entonces, y único organizador de torneos de ajedrez en la ciudad, convocó a un torneo allá por el año 1972 donde acudieron los más fuertes maestros nacionales del país, y debido a una “felonía” que le hicieron malos servidores públicos, no se entregaron los premios; no se recuerda una situación igual en la que esté en entredicho la honradez y credibilidad del ajedrez organizado en Oaxaca.

Pero ¿qué pasó en esta ocasión? a la fecha no se cuenta con una versión oficial, y si bien no se mencionó públicamente lo que ocurre, sí se dejó entrever que ha de trabajarse mucho para superar estas situaciones, que son ajenas a la mayoría de los ajedrecistas de Oaxaca.

El rumor, denunciado como un hecho en páginas de internet (entre otras, Blog y cuenta personal de Facebook del ajedrecista y periodista Nibaldo Calvo: http://www.nibaldocalvo.com/2014/07/escandalo-de-corrupcion-en-oaxaca.html y http://www.nibaldocalvo.com/2014/07/en-la-espera-del-comunicado-oficial.html ) y en comentarios de sus contactos en el muro de Facebook de Eduardo Sánchez Martínez, árbitro del torneo, sin que se desmintiera hasta la fecha, pudiéndose resumir en lo siguiente: en marzo de este año, en el marco de su bloque deportivo primavera, la Comisión Estatal del Deporte le entregó recursos económicos al entonces presidente de la Asociación de Ajedrecistas de Oaxaca en funciones, Profr. Alberto Aragón Martínez, por la cantidad de $ 15, 000 pesos (quince mil pesos), para organizar el Campeonato Estatal Absoluto, lo que nunca hizo desde entonces y hasta ahora, y sin que se haya aparecido para devolver el dinero, a pesar de que lo han buscado con insistencia, y aunque dicen en la Comisión del Deporte que ya prometió reintegrar el entero no ha sido así, y la falta está cometida, no hubo torneo. Los comentarios de los jugadores son en el sentido de que por muy poco “se quemó”, a mí en lo personal, me parece inexplicable y considero que es necesario que se aclare.

Así, en una situación que de rumores pasó a la confirmación (“tras bambalinas”) por parte de las instancias oficiales se definió un tema pendiente de resolverse y que alcanza a la Federación Nacional de Ajedrez de México, A.C. (FENAMAC) al estar obligada a investigar el hecho, por tener que intervenir en una probable Comisión Reorganizadora en su calidad de rectora del ajedrez nacional y porque el probable infractor se encuentra entre sus filas, al ostentar un cargo en su propio Consejo Directivo, parece que de Comisario, cuya función principal es estar atento a los dineros que maneja dicho organismo.

Por lo pronto, Sergio Sánchez Martínez, Vicepresidente del Consejo Directivo, quien firmó la convocatoria del torneo que nos ocupa, pretende y en la práctica lo está haciendo, asumir interinamente la presidencia ante la ausencia (abandono) del presidente, a quien se le ha buscado insistentemente y no ha respondido, sabiéndose que a la fecha ya no vive en Oaxaca, si no en el Distrito Federal.

El caso de ausencia del presidente está reglamentado, y hay que revisar los estatutos de la Asociación, y los de la FENAMAC, y su Reglamento del Estatuto, donde se establece que es procedente su destitución y la formación de una comisión reorganizadora, la que tendría 30 días para convocar a elecciones.

Esperemos que esta crisis sea superada pronto y que el ajedrez en Oaxaca renazca, porque al momento hay múltiples quejas por los pocos eventos que se organizan en el Estado, y si hablamos de la zona conurbada de no ser por unos pocos torneos independientes a la Asociación, se podría decir que el ajedrez está en agonía.

Así es, en los últimos años, solo se ha convocado a uno o dos torneos anualmente, que son los que disponen de recursos etiquetados por parte de Gobierno del Estado (logro de los anteriores consejos directivos, claro), y con los problemas de centralismo de funciones y bloqueo de los proyectos impulsados por los propios integrantes del Consejo Directivo, quienes reportan haber tenido iniciativas que siempre eran trinchadas por Alberto Aragón, nuestra disciplina ha ido decayendo.

Lo importante es que el torneo, aunque con menos aficionados (Casi 150 jugadores, cuando lo normal es arriba de 250), cancelación de algunas categorías como la sub. 12, premiación reducida sustancialmente, cambio de sede (otra vez), logró realizarse y al final no demeritó tanto como se pueda pensar, dejando un buen sabor de boca.

El ganador este año, el Maestro de la Fide (MF) cubano Yasel Borges, radicado temporalmente en Oaxaca, se impuso con aparente holgura al resto de participantes, al final de la presente colaboración pueden consultarse las tablas finales retomadas de la cuenta de Facebook del AN Eduardo Sánchez Martínez, responsable técnico del Torneo.

El premio de mejor oaxaqueño, fue para Elí Monjardin, campeón del Estado 2013; y el segundo mejor oaxaqueño, premio emergente, por no estar programado, fue para Ramón Jessrum quien empató con el que esto escribe, en tres unidades, favoreciéndole su mejor desempate Solkoff, y aunque el resultado individual fueron tablas (tuvo que defenderse en un final con un peón menos), se hizo acreedor a una parrillada para cuatro personas en “La Sierreña”, negocio patrocinador del evento, ubicado por el rumbo de ciudad Judicial.

Hay que decir que paralelamente hubo otros torneos convocados en otros estados, al parecer en Monterrey, Nuevo León y Cuernavaca, Morelos, y ante la cercanía de la Olimpiada Mundial de Ajedrez, a celebrarse en Tromso, Noruega, se redujo la plana de maestros, que antaño y hogaño han liderado en esta competencia.

¿Qué sigue? No se sabe, hay incertidumbre, el mermado consejo directivo de la Asociación vive una etapa de indecisión, atinando a prometer un comunicado oficial que no acaba de llegar y que en septiembre se realizará el estatal absoluto, asumiendo valientemente el compromiso, más allá de sus responsabilidades actuales, toda vez que no se sabe si para entonces ya se habrá devuelto el dinero escamoteado, y si se contará con el recurso y condiciones para hacer un evento a la altura de un campeonato absoluto del Estado, el cual pretende además, celebrarse en Huatulco.

Estos comentarios, que hago también en mi carácter de ex presidente de la AAJEO, alguien los tiene que decir, alguien los tiene que asumir y deben generar un informe, una explicación, la cual se les debe a todos los aficionados oaxaqueños, por parte, incluso de la Fenamac.

Debo decir también que he tratado de comunicarme con Raúl Hernández, Presidente de la FENAMAC, quien por lo pronto se encuentra en Tromso, Noruega en las elecciones de la FIDE en el marco de la Olimpiada Mundial; para solicitarle su intervención para que se defina lo procedente a fin de recomponer al ajedrez oaxaqueño, afectado de orden y transparencia, como se desprende de estos breves e inusuales comentarios del segundo torneo con más antigüedad y permanencia de la República mexicana.

TABLAS DE RESULTADOS:

top