EL CORONAVIRUS DISPARA EL CONSUMO MASIVO… ¡DEL AJEDREZ!

Pocos deportes escapan de la crisis del coronavirus. La cancelación de la mayoría de las competiciones en Asia, Europa y América como medida preventiva para evitar la expansión de la pandemia ha provocado que otros deportes, en los que el riesgo de contagio es menor, se mantengan activos. El ajedrez consigue esquivar al virus y, de esta forma, gana seguidores de forma masiva en Rusia y China.

Con gran parte de la población aislada en sus casas y sin fútbol, baloncesto o tenis que ver, la Federación Internacional de Ajedrez (Fide) ha encontrado la forma de ganar adeptos montando un torneo en Ekaterinburgo. Se retransmite en streaming por Youtube y alcanza picos con más de un millón de visualizaciones sólo en China.

El campeonato se realiza a puerta cerrada, con pocos fotógrafos acreditados y respetando siempre la distancia recomendada. En él se miden grandes jugadores procedentes del propio país soviético, así como de China, Estados Unidos, Francia y Países Bajos. Durará hasta el próximo 4 de abril y el campeón tendrá la oportunidad de medirse a Magnus Carlsen, número uno del mundo desde 2013

Aunque Rusia no presenta grandes cifras oficiales de afectados por el COVID-19, el gobierno ha decretado medidas de choque para evitar su propagación. Todavía no se ha confinado a la población en sus casas, pero sí que se ha optado por prohibir las aglomeraciones y por cerrar las fronteras hasta mayo, evitando la entrada al país de cualquier extranjero no residente.

La liga rusa de fútbol se ha sumado a sus hermanas del resto de Europa y también ha echado el cierre, al igual que la de baloncesto, pero el ajedrez se mantiene inmune al coronavirus. Desde la Fide meditaron la suspensión del torneo a primeros de marzo. Finalmente no lo hicieron y ahora ven como su deporte crece y se beneficia de ser uno de los únicos que sigue disputándose.

FUENTE

top