PARTIDA HISTÓRICA. GARRY KASPAROV Y MAGNUS CARLSEN HICIERON TABLAS TRAS 16 AÑOS Y EL AJEDREZ VIBRÓ CON SUS CRACKS MUNDIALES

Lo que parecía impensado hasta poco sucedió nomás este viernes 11 de septiembre de 2020. Garry Kasparov y Magnus Carlsen volvieron a jugar al ajedrez después de 16 años, en este contexto de pandemia de coronavirus, de virtualidad y con el particular sistema ideado por Bobby Fischer. Y la partida histórica entre el actual y el ex campeón mundial terminó en tablas.

 
"Es como si Michael Jordan jugara contra LeBron James", sintetizó el gran maestro estadounidense Wesley So, octavo del ranking, en la previa del Champions Showdown: Chess 9LX, el torneo de diez grandes maestros organizado por el Saint Louis Chess Club, sede del ajedrez impulsada por el mecenas Rex Sinquefield.
 
¿Por qué este nombre del campeonato? Porque no es ajedrez tradicional sino que usa el formato ideado por Fischer y conocido mundialmente como Fischer Random.
 
A finales de la década de 1990, Fischer ideó este sistema, que implica que salvo los peones, que comienzan la partida desde la segunda fila –como siempre-, las piezas mayores de la primera fila no se ubican como es habitual sino en un orden determinado por sorteo, al azar. Random, en inglés. Por eso el nombre Fischer Random.
 
Otro nombre para este sistema es el de Chess 960, porque esa es la cifra de posibles posiciones iniciales, de acuerdo al sorteo. No es lo mismo jugar una partida clásica que una con este sistema, porque no hay teoría de aperturas que valga cuando no se conoce la ubicación de las piezas en la primera fila. Cada ajedrecista se enteró dónde irían cada torre, caballo y alfil, además de la dama y el rey, apenas tres minutos antes de cada partida.
 
El enfrentamiento entre ambos campeones se dio en la segunda ronda, tras sendas victorias: Carlsen le ganó al francés Maxime Vachier-Lagrave y Kasparov, el joven iraní Alireza Firouzja. El noruego tuvo las de ganar ante Garry, pero llegaron los errores y el final de torres derivó en el empate.
 
Y en la tercera rueda, Carlsen retomó el rumbo del triunfo ante el estadounidense Fabiano Caruana, para liderar con 2,5 junto al cubano nacionalizado estadounidense Leinier Domínguez Pérez, mientras que Kasparov sucumbió ante el ruso Peter Svidler.
 
En 2004, cuando se enfrentó cara a cara con Kasparov, Carlsen ya era maestro internacional y fue invitado a jugar un torneo de partidas rápidas y blitz (relámpago) en Islandia. Tenía 13 años. El rubiecito noruego de cachetes que asomaban se sentó un día frente al tablero, acomodó las piezas blancas y esperó a su rival de 41 años. No llegaba. Hasta que en la sala se escucharon los murmullos: era Kasparov. El pequeño Magnus pudo entablarle una partida al Ogro de Bakú.
 
Kasparov es una leyenda viviente del ajedrez. Nació el 13 de abril de 1963 en Bakú y a los 10 comenzó a entrenarse en el juego. En 1980 se consagró campeón mundial juvenil en Dortmund, jugó en Malta la primera de sus 8 Olimpíadas (50 victorias, 29 tablas y apenas 3 derrotas) y se convirtió en gran maestro. Y en enero de 1984, con 20 años, se transformó en el número uno del ranking mundial más joven de la historia, logro que más adelante tendrían Vladimir Kramnik y Carlsen.
 
Sus cinco duelos con Anatoli Karpov marcaron a fuego la historia del ajedrez mundial y todos fueron muy reñidos. En 1984, cuando perdía 5-3, el match se suspendió luego de 48 partidas por decisión de Florencio Campomanes, ex presidente de la FIDE. Fue en Moscú 1985 cuando destronó a Karpov al vencerlo por 13-11. Las tres defensas serían exitosas pero dramáticas por 12,5-11,5 (1986), 12-12 (1987) y 12,5-11,5 (1990).
 
Hablar de Carlsen es hablar del número uno del ranking desde julio de 2011, hace 9 años y dos meses. Es campeón mundial a ritmo clásico desde noviembre de 2013, cuando le quitó el título a Viswanathan Anand en la mismísima India por 6,3 a 3,5. Y defendió tres veces su cetro: ante Vishy en 2014, ante el ruso Sergey Karjakin en 2016 y ante el ítalo-estadounidense Fabiano Caruana en 2018.
 
El noruego de 29 años es el dominador absoluto del ajedrez mundial, con 12 títulos mundiales en una década. Es que además de sus cuatro matches ganados por el reinado a ritmo clásico, logró tres títulos en ajedrez rápido (2014, 2015 y 2019) y cinco en blitz (2009, 2014, 2017, 2018 y 2019).
 
"¡A jugar un poco de ajedrez este fin de semana! Al menos en el Fischer Random no tengo que recordar cómo ubicar las piezas. Y si no lo hago bien, demandaré a mis jovenes oponentes por abuso de mayores", bromeó Kasparov en Twitter.
 
"La participación de Kasparov es algo único, en comparación con mis rivales habituales contemporáneos. No será uno de los favoritos, pero puede dominar a cualquiera en el Fischer Random. Llegará más que preparado", le dijo Carlsen a The Times of India sobre el hombre que intimidaba a sus rivales solo con la mirada.
 
En el Champions Showdown, con tres rondas por día, 150 mil dólares en premios y un ritmo de 20 minutos por jugador, más 10 segundos por movida, Kasparov y Carlsen se medirán en un todos contra todos contra los estadounidenses Caruana, So, Hikaru Nakamura y Domínguez Pérez, el francés Maxime Vachier-Lagrave, el armenio Levon Aronian, el iraní Alireza Firouzja y el ruso Svidler.

La edición 2020 del Campeonato Mundial Universitario OnLine se realizará en octubre próximo, con la organización de Polonia.

FUENTE

top