CARLSEN ES EL NUEVO CAMPEÓN MUNDIAL DE AJEDREZ

El noruego Magnus Carlsen se proclamó hoy, a los 22 años, nuevo campeón del mundo de ajedrez, al destronar en Chennai al indio Viswanathan Anand.

Unas tablas en la décima partida del duelo pactado a 12 fueron suficientes para el noruego, que se aseguró un 6,5-3,5 inalcanzable para el indio de 43 años.

"Estoy muy muy feliz", dijo Carlsen tras casi cinco horas de una partida que precisó de 65 movimientos.

El "Mozart del ajedrez", que condujo hoy las piezas blancas, no perdió el control del juego en ningún momento y se permitió incluso desaprovechar un error del indio a las dos horas de partida.

Anand luchó durante horas, pero no vio ningún resquicio para la victoria. Los jugadores intercambiaron sus figuras hasta que sólo quedaron en pie el rey y un caballo por bando, lo que hizo imposible el jaque mate.

Anand, que era campeón desde 2007, felicitó al ganador y, visiblemente agotado, adelantó que lo único que quiere ahora es descansar. "Luego ya se verá", advirtió el "Tigre de Madrás", que habría precisado tres victorias seguidas en las últimas tres partidas para no ceder el título.

El nuevo campeón se llevará un inolvidable recuerdo de la India, donde conquistó la corona, se aseguró el número uno del ranking (quizá con nuevo récord) y se embolsó más de millón y medio de dólares.

Carlsen, nacido el 30 de noviembre de 1990, es uno de los campeones mundiales más jóvenes de la historia. El ruso Gary Kasparov tenía la misma edad cuando ganó el título en 1985, aunque era unos meses menor.

El ucraniano Ruslan Ponomariov conquistó la corona en 2002 incluso con 18 años. No obstante, de 1993 a 2006, el mundo del ajedrez estuvo dividido en dos federaciones rivales, y el campeón mundial en el llamado ajedrez clásico, Vladimir Kramnik, estaba considerado un mejor jugador.

Según los organizadores, sólo en India y Noruega, el duelo fue seguido por más de 100 millones de personas en televisión. "Espero que así hayamos atraido algo de atracción sobre el ajedrez", dijo Carlsen, que en su país tiene el estatus de una estrella del pop.

El noruego hizo honor a su papel de favorito ganando tres partidas y empatando siete. Sólo pasó apuros en la tercera y cuarta partida, cuando Anand brindó destellos de su gran clase.

Carlsen no sólo ejerce su dominio sobre el juego, sino que, además, es una especie de "Justin Bieber del ajedrez", según lo describió en una ocasión el "International Business Times".

Musculado y bronceado, el noruego tiene más de 170.000 fans en Facebook y es imagen de una marca de moda.

Pese a no haber ganado ninguna partida, el indio se despide de su corona con orgullo, pues la defendió en tres ocasiones: en 2008 en Bonn contra Vladimir Kramnik (6,5-4,5); en 2010 en Sofía contra Veselin Topalov (6,5-5,5) y en 2012 en Moscú contra Boris Gelfand (2,5-1,5) en tiebreak.
 

FUENTE

top