IRÁN RECIBE EL MUNDIAL DE AJEDREZ FEMENINO Y OBLIGA A LAS JUGADORAS A USAR UN VELO

Este viernes comienza, en Teherán, un Mundial de ajedrez lleno de controversia. Varias de las jugadoras clasificadas, entre ellas la argentina Carolina Luján, decidieron bajarse ante el requisito obligatorio de usar la hiyab (el velo que cubre su cabeza, y denunciaron la opresión que la mujer recibe en el país islámico.

El evento reúne a 64 jugadoras y reparte 450.000 euros en premios. La sede fue definida en octubre y desde entonces comenzó la polémica.

“Considero un peligro hacia mi persona competir en un país donde pueden, por Ley, obligarme a usar hijab o prohibirme preparar con mi entrenador hombre en un lugar cerrado. También me da miedo que un malentendido o mi desconocimiento de la cultura del país pueda provocar una ofensa que me lleve a la cárcel o algo peor”, contó, días después de la designación Luján -cinco veces campeona argentina- en su cuenta de Facebook. Creo que FIDE no debería organizar el Campeonato del Mundo en un país que no garantiza la seguridad de las jugadoras. Tampoco deberíamos sentirnos incomodas durante la competencia y mucho menos renunciar a nuestras creencias, valores y convicciones por obligación. No creo que usar hiyab sea una muestra de respeto”, agregó.

Luján comentó a través de sus redes sociales y en distintas entrevistas que la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) no respondió su carta en la que puntualizaba estos problemas. En cambio, ante los reclamos generales de varias jugadoras, la organización esgrimió que la capital iraní fue la única sede.

Luján aclaró que estos problemas se suman a la desorganización que implica saber con tan poca antelación la sede de la competencia a la que se había clasificado mucho antes. Los precios de los pasajes, las distintas y la planificación necesaria son una dificultad, especialmente para quienes viven en América Latina, en este caso.

“Antes preferiría sacrificar mi carrera que ser obligada a vestir unhiyab”, señaló, por su parte Nazi Paikidze , campeona de ajedrez de los Estados Unidos. «Vestir un velo significaría apoyar la opresión de las mujeres, y no estoy dispuesta a hacerlo. Incluso si eso significa perderme una de las competiciones más importante de mi carrera», explicó Paikidze, de solo 23 años. «Para mí, es inaceptable albergar un campeonato del mundo femenino en un lugar donde las mujeres carecen de derechos fundamentales”, cerró.

A su vez, Carla Heredia, campeona panamericana, dijo: “«Ninguna institución, nigobierno, ni Campeonato Mundial, deberían forzar a una mujer a llevar el velo o a quitárselo”. Otra que desistió de ir al Mundial por esta razón es La ucraniana Mariya Muzychuk, campeona del mundo en 2015 y subcampeona en 2016.

Algo de comprensión ante estas posturas exhibió la campeona iraní y Maestra Internacional de ajedrez, Sara Khadem, de 19 años, en declaraciones a El Mundo, de España: “Entiendo que jugar con velo puede ser incómodo para quienes no están acostumbradas, y respeto su opinión”. Sin embargo, aclaró: “Irán ha organizado competiciones internacionales con anterioridad y, habiendo hablado con muchas de las participantes, todas le quitaron importancia. Este evento es una gran oportunidad para las mujeres iraníes y una fuente de inspiración para todas, no sólo para las ajedrecistas”.

Otra que no estará en Teherán es la defensora del título y mejor ajedrecista del planeta, la china Hou Yifan. Sin embargo, su ausencia se debe a un motivo distinto: está en contra de certámenes únicamente femeninos.

FUENTE

VISITAS

24139358
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
2253
3146
2253
17091747
111563
124186
24139358

Your IP: 54.156.93.60
Server Time: 2017-09-25 19:02:41
top