CARLSEN Y CARUANA ESTIRAN SUS TABLAS E IRÁN AL DESEMPATE POR EL TÍTULO

Sergio Martín Álvarez

El noruego Magnus Carlsen (27), vigente campeón mundial de ajedrez y número uno, y el estadounidense Fabiano Caruana (26), aspirante y número dos, estiraron sus tablas hasta la duodécima partida de la final del Mundial, que se jugarán por tanto el miércoles en el desempate de partidas rápidas.

Carlsen y Caruana firmaron unas nuevas tablas este lunes en la última de las partidas de ajedrez clásico del Mundial, que a partir de ahora cogerá velocidad para decidir un campeón en un apretado match en el que todavía no se han conseguido abrir diferencias.

El noruego, quizá convencido de su poderío de partidas semirrápidas, pidió un empate sorprendente cuando parecía tener la iniciativa después de 31 jugadas aún sin haber pasado el primer control y con apuros de tiempo para Caruana.

Después de unas tablas sin historia en la undécima partida, Carlsenatacó en esta última partida con las piezas negras a través de la defensa Siciliana Pelikan. El campeón utilizó esta variante, muy utilizada por maestros como Vladímir Krámnik o el propio Garry Kasparov, para tomar posteriormente la iniciativa y atacar por el flanco de dama tras un enroque largo de Caruana.

El noruego avanzó rápido el peón a a4 y un caballo a c5 para tratar de meter presión a un Caruana que veía como el reloj corría en su contra. Sin embargo, Carlsen no pudo concretar su ataque ante el estadounidense, que se defendió con uñas y dientes antes de firmar estas asombrosas tablas.

Alternativas con negras

Posición de la partida 12 en la que Carlsen y Caruana firmaron tablas.

La gran sorpresa que ha deparado este Mundial ha sido la alternativa que ambos jugadores han tomado con las piezas negras. Esta última partida ha sido un síntoma de la final hasta ahora, con ambos jugadores sintiéndose más cómodos a la contra para tomar la iniciativa.

Si Carlsen tuvo grandes opciones de ganar en la partida inaugural, fue Fabiano Carana quien a punto estuvo de asestar el golpe en la sexta con una opción de ganar que pasó por alto.

Después del ecuador al que llegaron en tablas, la contienda se ha mantenido igualada en una dura pugna entre los dos mejores jugadores del ránking que están separados por apenas tres puntos de ELO (2835 por 2832). Un hecho que no se daba desde el año 1990 cuando se enfrentaron los míticos jugadores de la extinta Unión Soviética Garry Kasparov y Anatoly Karpov.

La igualdad ha sido tal que en la novena partida batieron el récord de tablas en un Mundial que estaba en posesión del indio Viswanathan Anand y el propio Kasparov. En Nueva York 1995, ambos jugadores empataron las primeras ocho partidas hasta que el aspirante Anand ganó la novena, pero terminó perdiendo el título por 10,5 a 7,5 puntos.

Desempate en las semirrápidas


Magnus Carlsen, durante un momento de la final del Mundial de ajedrez en Londres. Foto EFE

Al igual que ocurriese hace dos años, Carlsen, que abrirá con blancas, volverá a encomendarse a las partidas semirrápidas para revalidar el título mundial que tiene en posesión desde que ganase en el año 2013 al indio Viswanathan Anand.

En 2016, en Nueva York, Carlsen se jugó el título ante el ruso Serguéi Kariakin en el desempate tras empatar 6-6 en las doce partidas de ajedrez clásico. Dos victorias en las dos últimos juegos del desempate, con brillante sacrificio de dama en la cuarta y última, permitieron al noruego seguir reinando dos años más.

El formato de juego en esta ocasión será el mismo: se disputarán cuatro partidas de desempate en las que ambos iniciarán con 25 minutos en su reloj y sumarán 10 segundos adicionales por cada movimiento.

Si el empate persiste en esas cuatro partidas el título se decidirá en partidas blitz, con 5 minutos para cada jugador más 3 segundos adicionales por movimiento. En caso de seguir igualados, se jugarían otras dos partidas para determinar el ganador.

Aún con todo esto, si el Mundial no tiene aún un vencedor, llegará la hora de la partida decisiva: la muerte súbita, también conocida como armagedón. En esta última modalidad, quien gana el sorteo elige color. Las blancas reciben 5 minutos y las negras 4, con un incremento de 3 segundos a partir de la jugada 31, pero el blanco está obligado a ganar. Cualquier otro resultado da la victoria a las negras

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FUENTE

top