EL BENEFICIO DEL AJEDREZ EN LOS NIÑOS

Este deporte favorece la concentración, memoria, atención, rendimiento académico y seguridad en sí mismo

Carlos Uriegas

El ajedrez es un deporte que genera múltiples beneficios en los niños, ya que les ayuda a mejorar su concentración, atención, memoria, además de aprender a tomar decisiones y a mejorar su rendimiento escolar, destacó Rafael Álvarez, presidente de la Asociación Queretana de Ajedrez.

El deporte ciencia ayuda a los niños que tienen canales distintos de aprendizaje, sobre todo a los quinestésicos, quienes aprenden a través del movimiento y es complicado que se concentren al 100 por ciento.

“Al ser una actividad lúdica, los niños pueden empezar a soñar, imaginar y crear; a elevar la concentración que tanto necesitan”, destacó el maestro Álvarez.

Esto lo saben políticos, empresarios y jóvenes destacados de Querétaro, quienes contaron a esta casa editorial las lecciones que les ha dado el ajedrez en su vida privada y profesional, pues en la edición del pasado martes Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF); Mauricio Kuri, coordinador del PAN en el Senado; María Elizabeth Lara, campeona de ajedrez; Jorge Rivadeneyra, presidente de la Canacintra de Querétaro, y Lorena Jiménez, presidenta local de la Coparmex compartieron detalles de cómo este deporte les ha servido en su día a día.

Los beneficios que ofrece este deporte lo saben escuelas queretanas como el Colegio Celta, el Colegio Alamos, El Liceo Mexicano Canadiense, Arte Cultura y Espíritu, Carol Baur, Rosa del Carmelo, la UCO, o el Colegio Bosques, donde tienen al ajedrez como materia de estudio y de estos planteles han salido los campeones queretanos.

Para Álvarez el ajedrez es como el futbol. “El que domina el centro o el medio campo, domina el juego, aunque hay que aprender a jugar por las bandas con las torres y usar las diagonales como con los alfiles y hay que tener dos estilos, el combinativo y el táctico posicional. El combinativo es como el “Jogo Bonito” de los brasileños con fintas  y el otro estilo es como el catenaccio italiano, que cierra espacios, sin riesgos y juegas al error del rival”, explicó el aficionado al Cruz Azul.

Para Rafael Álvarez el ajedrez es su pasión. Además de ser presidente de la Asociación Queretana de Ajedrez, también es presidente de la Comisión Nacional de Ajedrez Escolar y es justo en este renglón donde el deporte se convierte en herramienta para el día a día, donde se debe decidir cómo movemos nuestras piezas en la vida.

El impacto de la serie

La novela de Walter Tevis “Gambito de Dama” se transformó en la serie más vista en la historia de Netflix y su impacto lo ha notado el maestro Rafael Álvarez quien compartió que Querétaro cuenta con 15 clubes de ajedrez y 784 afiliados de todas las edades, cifra que se incrementará tras el surgimiento de la teleserie.

“Con el boom de la serie de Netflix, basada en la novela “Gambito de Dama”, me ha buscado más gente que quiere aprender y practicar ajedrez. Lo valioso de la serie es que no solamente está enfocada a las personas que saben jugar o son ajedrecistas, la serie va enfocada a aquellos que no saben jugar y les ha despertado el interés por el ajedrez”, comentó Álvarez quien agregó que el director Scott Frank se asesoró con Bruce Pandolfini, maestro y entrenador internacional de ajedrez.

El impacto popular de Gambito de Dama recuerda las histórica partida entre el estadounidense Bobby Fischer contra el soviético Boris Spassky en 1972, eran los tiempos de la Guerra Fría y el encuentro televisado al mundo entero fue bautizado como el “Match del Siglo”, en el que Fischer se proclamó campeón mundial.

Álvarez Navarro recordó la otra revolución del ajedrez cuando en 1985 se dio el duelo entre Garry Kasparov y Anatoli Karpov, donde el primero salió triunfante en lo que muchos consideran como el primer triunfo de la Perestroika contra el régimen soviético, representado por Karpov.

Un deporte antimachista

La presencia de la mujer en el ajedrez es clave. La pieza más importante es el rey, pero la más poderosa es la Dama, es hábil, astuta, le encanta atacar. El ajedrez es un deporte antimachista, incluyente; pueden jugar los ciegos, los sordos, a quien le falta una pierna, los niños, todos se pueden enfrentar de igual a igual”, definió con pasión Rafael Álvarez.

FUENTE

top