EL AJEDREZ SÍ ES DIVERTIDO

Sofía Gómez trae el primer lugar nacional Sub-12

Sofía Gómez Cámara es callada, tal vez un poco tímida con quienes conoce por primera vez. Es lógico, no está acostumbrada a las entrevistas, y menos si ella es el motivo de las preguntas.

Su voz suave, todavía aniñada desaparece cuando le colocas un tablero de ajedrez frente a ella, así sea solo para posar para el fotógrafo del Diario, y con ello realice unas rápidas jugadas con uno de sus maestros, en la sala de su casa en Vista Alegre.

Sofía Gómez Cámara lleva la mitad de su vida jugando el deporte ciencia, y cuatro compitiendo en torneos nacionales e internacionales.

Su más reciente triunfo fue obtener el primer lugar de la categoría Sub 12 Femenil en el LXV Campeonato Nacional e Internacional Abierto Mexicano de Ajedrez, que se llevó al cabo en dias pasados en Aguascalientes.

Esta conquista la acredita a llevar el título de Campeona Nacional 2019, su pase al LXVI Campeonato Nacional Abierto del próximo año, a una beca escolar por un año, a representar de manera oficial al país en el North American Yout Chess Championship 2019, a asistir al campamento de entrenamiento en los meses de julio y diciembre próximo y contar con el aval para participar en el Festival Panamericano de la Juventud 2019.

Acompañada de su mamá, Erika Cámara Riess, y del que fuera un tiempo uno de sus entrenadores, el maestro cubano Juan Carlos Obregón Rivero, Sofía considera el ajedrez como algo natural de su vida diaria y que la ha llevado a conocer a chicos de su edad y de otras categorías en otros estados y países que igual se apasionan por este deporte.

Alumna destacada de sexto grado del Centro de Educación Integral Monarca, A.C., Sofi no se imagina practicando otro deporte o actividad en su vida que no sea el ajedrez, mucho menos la danza, pasión de su mamá.

“Desde la primera vez que me mostraron un tablero y me enseñaron a jugar ajedrez me interesé por este deporte, algo que no solo llevo como disciplina sino también como diversión, porque me gusta mucho”, dice con una sonrisa que le hace brillar sus claros y pícaros ojos.

Respecto al nivel de competencia que vivió en Aguascalientes en días pasados dice que no fue fácil, pero que estaba segura de que esta vez obtendría el primer lugar.

Para la joven yucateca este es su quinto torneo de nivel nacional e internacional y antes sólo había llegado hasta el segundo lugar.

Además de dedicarse a la escuela, donde es buena alumna pues una de sus virtudes es la concentración y captación rápida de conocimientos, Sofía le dedica dos horas a tomar clases con sus maestros de ajedrezm además de practicar jugadas en su computadora.

“La actual directiva de la Asociación de Ajedrecistas del estado de Yucatán apoya mucho a jugadores como Sofi que obtienen resultados valiosos para Yucatán, y son ejemplo de lo que se puede hacer a pesar de las adversidades y escasos recursos que proporciona la federación nacional cuando se requiere que nuestros chicos se fogueen en el extranjero”, agregó por su parte el cubano pero avecinado en Playa del Carmen Juan Carlos Obregón Rivero, maestro cubano que también obtuvo el primer lugar en el mismo torneo en la categoría Primera Fuerza Nacional-Internacional.

“Yucatán es ejemplo de que siempre ha sido, es y será por mucho tiempo cuna de excelentes ajedrecistas, y en la generación de Sofi hay niños y niñas con talento para destacar no sólo a nivel nacional sino fuera del país, si se les brindan las oportunidades”, añade Obregón Rivero.

Además de los conocimientos de Obregón, Sofía cuenta, desde enero de este año con la dirección del Gran Maestro Juan Carlos González, quien la prepara rumbo a sus siguientes torneos estatales, nacionales e internacionales, dentro de esta última categoría los Panamericanos infantiles, en julio próximo en Guayaquil, Ecuador.

“Mis amigos no sólo ya se acostumbraron a que el ajedrez es mi deporte favorito sino que lo presumen a sus conocidos. Eso me llena de orgullo y obliga a ser mejor pues quiero llegar a ser Gran Maestro Internacional. ¿Por qué no?”, concluye Sofi con esa actitud infantil pero segura.— Renata Marrufo M.

FUENTE